Otrora dedicada a las prácticas del vino y a otras actividades agrícolas de la finca, la Casa Clérigo, de estilo rústico, tiene una historia secular. En 1861, un Clérigo, hijo de la Tierra, la recibió por herencia de sus padres, en línea y que ya había sucedido antes a los mismos.

La Casa Clérigo de líneas sencillas y, por supuesto, en piedra típicamente miñota, contrabalanceada con el calor de la madera que confortablemente acoge su interior, se desarrolla en dos plantas. La térrea, antes reservado a los remolques y animales, sirve hoy para espacio social.
Contiene una kitchenette ligada a la zona de las comidas y zona de descanso, en un todo contiguo, donde simplemente apetece vivir. La primera planta integra dos confortables habitaciones, que en su amplitud invitan al descanso, de y en todos los sentidos.
  • Internet de banda larga wireless
  • Aire acondicionado
  • TV LCD en el salón y en todas las habitaciones
  • Amenidades en los cuartos de baño
  • Cocina totalmente equipada
  • Piscina exterior
  • WC privativo
  • Aparcamiento
  • Espacios comunes de ocio
  • Salamandra en el salón
  • Barbacoa
  • Sofá cama
PRECIOS

Galeria