Melgaço es destino de indispensable parada para los amantes de la gastronomía y vinos.

La cocina tradicional de la región es simple, pero de sabores impares, donde impera la fusión harmoniosa entre los productos de la región y los modos de confección típicos tradicionales.
No pierda el codicido Cabrito Asado al forno, la Lamprea, en sus múltiplas y deliciosas formas de confección (con arroz a bordalesa, frita, com huevos o asada), las Truchas de Río Minho Abafadas, el “Sarrabulho”, los Grelos con “Rojões”, la “Bola da “Frigideira”, el “Bolo da Pedra”, la “Água d’unto”, el “Bucho Doce”, las “Migas Doces” o los “Pastéis Mimosos”.
Y claro, se le añade el peculiar jamón serrano, de color rosa rojizo de Fiães y Castro Laboreiro, y los diversos embutidos ahumados, acompañados con un vino Alvarinho, y le garantimos las condiciones ideales para una refección magistral que ningún paladar podrá olvidar. Cuanto a restaurantes, son variados y de gran calidad. Descubra sus sabores.

Galeria